miércoles, 8 de mayo de 2013

El dolor cruje como una madera de barco




en la mente y el alma, la risa y las lágrimas,
en blanco y negro mis sollozos,
por periodos, primera parte de mi corazón,
se extiende el sonido y las lágrimas,
me pesa, sin embargo, este ramo de metáforas románticas,
me aplastan el pico de este pájaro-trino,
voy a aburrir me voy a aburrir pero ya lo estoy en exceso,
en un frasco de tinta vieja se ahogó más de uno,
de todas formas, un ahogo más o menos ¡qué importa!

cerca de un arroyo había un error
¡pobre error del terreno!
es decir, una vida, arrugada, apasionada, tranquila y muerta de miedo,
una pobre luz pacífica, una tumba silenciosa del alma,
y un dolor, un dolor sobre el cuerpo, que alguna vez he visto,
yo, amante, he visto el dolor,
sí, con los ojos, salir del cuerpo y gritar,
retorcerse en el aire a mi alrededor y volver a la carne,
esto no es más falso que el sonido que hacía,
el dolor cruje como una madera de barco,
también crujen los pensamientos dentro de la cabeza,
como nueces partiéndose bajo la presión,
debería ser feliz y sonreír, puesto que así he verificado que tengo pensamientos consistentes,

.                                                           ****