viernes, 10 de mayo de 2013

Tiraste tus zapatos al agua


un día paseando descalza por la hierba del río
tiraste tus zapatos al agua,
y unos días después los encontré entre las ramas,
todavía veo tus pies y como te reías,
eras entonces tierna y nada dolorosa,
es así como te tengo en la memoria,
aún en mi sangre cicatrizas,
amplia, delgada y desnuda,
mi vida por ti late en esta ruina
querida, que dejaste como camina la vida,
son viejos recuerdos el horizonte,
espalda antigua, eran de entonces las cosas,
un río, una tarde, tus pies descalzos y un pasado rápido,
para volverte a vivir tiemblo y escucho las hojas,
todo parece volver, con el ruido del río,
un vestido, tu voz cantando, hermosa,

.                                                           ****