sábado, 11 de mayo de 2013

Era tu voz en el aire, buen-vestido de tonos


ella me miró-hermosa, yo la miré-bella,
hacia abajo corrió la emoción-dentro,
mujer-todavía veo tu fuego, bajo tus ojos, tu boca,
tu deseo-negro, alto y moreno, tu pelo caía,
delgado y fino, sobre tu ancho pecho,

podría culparme, pero culpa no tengo,
de este deseo que tú me haces,
mujer de mi gusto, hablabas,
lenta y delgada, como un contorno,
era tu voz en el aire, buen-vestido de tonos
dulce seducción me dabas, con la suavidad de tu brazo,

.                                                           ****