sábado, 4 de mayo de 2013

Entre la vida y la muerte y nuestras lágrimas harán sombra






plegado en el espejo inmortal
sólo quiero mi parte de vida, esta
que agarra los lados de mi cuerpo,
de acuerdo con la línea de tiempo,
ese cuerpo-ausencia incompletable,
en blanco te conté en el blanco de la ausencia
en ese amplio espacio donde se hacen los viajes,

imposibles viajes de este cuerpo reducido,
silencio en bruto de la noche-persona,
cuando la lluvia nos separe como un caduco recuerdo,
no quedarán tus brazos para ser fuerte,

esto es amor-tocado,
estas son las hojas de la mala suerte,
entonces, nuestros besos serán paralelas,
entre la vida y la muerte y nuestras lágrimas harán sombra
cada mañana, huérfanas, deprimidas,
desesperadas gritarán razones

.                                                           ****