miércoles, 1 de mayo de 2013

Echa la luna su reflejo sobre una cara retorcida





pero nunca lo consigo y me equivoco
por eso nunca seré verdugo,
seria desgracia más grande,

echa la luna su reflejo sobre una cara retorcida
echa su reflejo, tal vez llorando,
hechizo de amor de ojos cobardes,
mis ojos de enamorado te aman a escondidas,
como un suplicante,

en vano y minúscula e incluso ridícula
puede sentirse la vida,
aún así maravillosa,

bellas personas, grandes ideas,
en el umbral de lo bello pasan tus ojos,
con los míos su camino comparten

.                                                           ****