martes, 7 de mayo de 2013

Carta de la soledad


CARTA DE LA SOLEDAD




"Así es el mundo para mí. Luego de esto no me amarás cuando es ahora que más te necesito. Todo es confuso y dolor, mi modo de sentir la vida, rabia fulminante sin motivo cogida al cuerpo, explosión-poder instantánea, desamparo, al cambio de cada minuto, en un constante cambio, multitud de sentimientos confusos y contradictorios, despierta y dormida día y noche sin parar alterados. Los dos no podemos tener la realidad al mismo tiempo, la vida es mía, no es tuya, yo soy mía no tuya, no soy ni mía ni tuya ni de nadie ni de la vida, ni del mundo, ni de sus normas, ni siquiera de mí misma, soy una, tú otro, y el miedo, el miedo de que todo desaparezca, porque todo puede desaparecer aquí dentro y fuera de golpe, eso dice el miedo, en cada parte del cuerpo y de la mente. El miedo está en todas partes, aquí dentro y fuera, en cada rincón de los sentimientos en cada cosa de la vida, pero tú no lo ves, ya sé que no lo ves porque siempre miras tranquilo, pero yo lo estoy viendo siempre, el miedo siempre lo percibo en cada ojo, ¿No lo ves? mira bien, ¿O solo yo lo veo? sí, está ahí ¿lo ves? ¿lo ves ahora? ahí, ahí, en cada parte de mi ser y de las cosas, esas cosas tan cerca y tan lejanas, lo percibo y es real, porque no puedo ser la única que lo veo ¿Qué significa esta manera en que lo veo? El mundo va mal y es mi problema, va mal y no quiero ser yo el problema, quiero decir que ahora tengo miedo, sí, miedo, otra vez miedo, otro instante, y seguro que esto es real, este miedo no me engaña, es real y por algo, el mundo no anda y eso es real, no es solo mi problema, tengo miedo y es mi problema, asustada? no, débil? no, vulnerable? no, no, ni te necesito, si me pides que te necesite no te necesito, no me puedes tener ni tenerte, ni lo permito ni me lo permitas, si quiero tenerte te tengo. Pero ahora tengo miedo, mucho miedo para tenerte para estar contigo a solas en este mundo de miedo. Soy fuerte, ya no te querré más, tengo que tenerte pero ya no te querré más si te tengo y el miedo aparece, te quiero, digo, y luego al instante no te quiero, si te vas asustado te quiero, ¿Pero no ves que tengo miedo? Ayudarme? dices, ayudarme? ¿y cómo me vas a ayudar con este miedo? El dolor es frío, quiero distancia, lo sé no lo entiendes, porque el dolor se trata en la distancia, sí, en esa distancia familiar al miedo, sí, lo sé, resulta una ilusión de seguridad, pero eso es lo que me hace cuando me toma, me salva del mundo, como si no estuviera, sola, ya no estoy expuesta, al miedo ni a nada, a salvo de tu influencia, daña. Duele, tu cercanía cuando me quieres, y sin embargo, en tus brazos, no estaría a salvo en absoluto,
estoy más cerca, lejos, menos expuesta, más segura, menos miedo, me escondo sin poder, porque me sigo viendo ante el miedo, intento ser, eso es, así consigo ser, separada, sola y con miedo todo es yo a través del miedo. Sola y todos al mismo tiempo, abandonada, encerrada y juntos, siempre sola otra vez y dentro del mundo invadida por su miedo, ¿Quién soy ahora? ellos, yo, todos y nada, es que no soy nadie sin ellos, y con ellos, angustia y miedo. Ellos no ven mi dolor ni yo el suyo, no ven que necesito que me cojan, y si me cogen desaparezco, exploto, desaparezco, me angustio, miedo,
¿Qué les pasa que no entienden? ni entiendo, no es culpa mía, no es culpa mía, es este mundo, son ellos, es el dolor, el miedo, la angustia, que me la quiten. No soy yo quien la elijo, ella me toma, me toma el mundo, con sus cosas, con su rabia, con su tristeza. No soy yo, no es nadie. Me pongo a un lado, ¡eso! me pongo a un lado, me enfado, te necesito, te enfadas, me enfado, miedo y más miedo ¿Qué quieres que haga? El miedo no es mío, me viene de fuera, me viene del mundo, no soy una pequeña enfadada, no estoy enfadada, eso no sirve de nada, solo es rechazo. Así me pongo a tu lado, sentada crujiendo de miedo, te necesito, sentada, me pongo a tu lado, pero no digas nada, porque sino crece, no me mires, no me toques, que sino crece. Víctima de todo, y es culpa mía, dicen, no, no, no, pero no importa, no importa lo que dicen. No es culpa mía, me duele, quiero que todo se vaya, porque duele, qué importa que desaparezca, si todo desaparece, está y desaparece, no me ve ni lo veo, me duele, verdad, pero no importa ¿Quién eres tú? para amarme si estás tan cerca, si estás tan lejos, ¿qué importa? da igual, no quiero que estés, quiero estar sola y contigo, solos sin el mundo, sin su miedo, atrévete, ven, házmelo ver sin dolor, no me entenderías ¿Quién eres tú? me odiarías te odio,
pero quiero que vengas, no digas nada, ven, pero no demasiado cerca, ¿Estás preocupado, asustado? te odio, te amo, no vengas, soy yo, he llegado, no me ves, porque estoy en mi cuarto, pero he llegado a ti, tan cerca, que somos uno, y tú sigues sin darte cuenta, tan cerca, tan lejos, te necesito y sino muero, ¿Qué significa? ¿Que te amo? Haz como que no estás, así es más fácil, no te preocupes no sé lo que digo, no, no vengas, estoy muerta, estoy viva y con miedo, déjame en paz, no necesito tu ayuda, yo puedo sola, no me puedes ayudar, no quiero, yo soy fuerte, ya no estoy ausente, ya siento la fuerza, me viene los sentimientos que me acercan, estaba ausente sin sentimientos, ¿dónde estaban? no estaban en mí misma. Yo se los doy pero no le llegan, me preguntan y no sé que decirles. Yo estaba aquí pero no podía hablar, no es culpa de ellos si no estaba. Este es mi mundo, mi universo, sí, soy yo. Soy este universo, este universo soy yo, así soy si me apetece. Tú no puedes, Yo gano, irás y vendrás, iré y vendré, no hay manera de que salgas. Yo no salgo, aquí no hay control, ni manera de salir, ni a tu manera, ni yo no tengo, te lo digo porque no lo sabes ni puedes saberlo, ni lo conoces
porque no te dejé entrar. No hay manera, ni salida, me gané este sitio, no sé como, pero eso parece. ¿Quién soy? No sé nada seguro, ¿Quién eres? ¿tú lo sabes? no sé si lo puedes saber, porque yo no lo sé, que estés tan seguro. Te he visto tan cerca y de repente tan lejos, tampoco familiar, todo depende de cómo me siento,  ahora estás lejos, no puedo saber nunca cómo estás, a cada momento cambias, yo cambio a cada momento, como lo que voy a decir, como lo que pienso, así que no lo sé, mientras que hablas no lo sé, no lo sé y no me importa, callas mientras me estás hablando, te limitas a eso, te enfadas me enfado, quédate pero déjame en paz, las palabras dañan, son materiales, el silencio es materia, el silencio también daña, es como unas piedras, las palabras son piedras, el silencio son piedras, y matan, me callan, me angustian, me producen miedo. Una y otra vez muerta, una y otra vez, sin respuestas, sin saber que decir, sin esperanza, sola, otra vez sola. Nunca extiendo los brazos porque el aire me da pánico, ese espacio vacío que rodea mi cuerpo, me absorbe, caigo, pánico, y nadie está ahí para agarrarme, caer y morir, los brazos no me alcanzan, no alcanzan nada.
Tengo terror de abrazar porque desaparece el mundo, miedo, mucho miedo de tus brazos, mientras caigo grito. Pero tú abrázame, abrázame sin tocarme mientras grito. Esta es mi verdad, es verdad y es mentira, pero yo no miento, yo te lo digo y eso no hace una mentira, yo no miento porque solo puedo contar la angustia y el miedo, y eso es así, es una verdad. Tú no ves las cosas como yo las veo, y estás equivocado, estás equivocado si crees que las veo de otra forma, estás equivocado si crees que las puedo ver de otra forma. Son así y yo las veo, no te das cuenta porque no me amas,
no me amas, eres malo, es mi forma, es correcta. Las cosas pasan muy rápido, las veo y no las veo, las entiendo y no las comprendo, antes de comprenderlas, ya se han ido, eso crea malentendidos, confusión, desaparecen y solo me dejan el miedo, son reales. Lo que pienso es real pero desaparece, estás y al instante te vas, desapareces, no sé donde desapareces y me pregunto si estabas, sé que estabas pero no tengo pruebas, en ese instante desaparece el tiempo, no sé si viniste, no sé si te has ido, y entonces ya no sé lo que siento, no solo por ti sino por todo, ya desaparecen los pensamientos, ya solo pánico y cuerpo. Es imposible de que me creas, pero es así, no sé explicarte porque ya te has ido, se ha ido todo. Estoy esperando pero no puedo esperar, tiene que ser todo ya, que vuelva el mundo, ya, que aparezcas tú, ya, que desaparezca, ya, son millones de fragmentos de la realidad, el mundo en imágenes que pasan corriendo, a gran velocidad, y eso abarca todo, es todo presente al mismo tiempo, no tienen sentido, son imágenes sueltas unas de otras. Las cojo tienen sentido y después ya no, se mezclan, se borran, desaparecen, no dejan recuerdos y luego vuelve otra vez. Todo se repite, sin sentido fijo, mezcladas vienen y van rápido, me enfado por eso, porque no las puedo coger porque no se quedan fijo, aparecen fuera de contexto, solas, aisladas, sin palabras, otras, las palabras vuelven pero no sé donde las escuché, entonces no puedo confiar, porque son trozos, fragmentos revueltos, bombardean como una lluvia de piedras."


[ NOTA. Contesté a esta carta pero no sé en qué estado llegó. Esto es desgarrador. Me hubiese gustado poder ayudarla. He leído esta carta muchas veces; y cada vez me produce más efecto. Me produce un dolor que es imposible de compartir. La pongo en el blog por si puede ayudar a alguien a comprender. Creo que es un testimonio que no se puede perder. ]