martes, 2 de julio de 2013

Vieja memoria reconocida en la profundidad del corazón tejida


Si quieres
creceré
y cada vez
en tus manos
me ves
pensarás, amor,
como se rompe el cielo negro.

sorprendidos celos mueren
buscando palabras en las que no creen
celos van por las calles gritando
¿De quién es este dolor?
mendigo,
vieja memoria reconocida
en la profundidad del corazón tejida.

emociones retumban
en un cuerpo que no siento
un amor profundo va
y cuenta todo lo que sabe de tu cuerpo.

.                                                      ****