sábado, 20 de julio de 2013

No traigo nada entre mis sombras


 A ver si llueve y me hago un disfraz de primavera.
Son tus ojos los que me besan
Lagrimeo sueño.
No es de nadie cuando es mi temor.
Hoy, un día, yo, incluso.
Ojalá en ti, ahora; y no olvides tu cama.
Para ti; estoy fuera.
Hoy, este día aplastado.
Nunca me quito el corazón de encima.
Hasta que el sol se levante y diga basta.
Aquí planeando el desastre.
No traigo nada entre mis sombras.
Se ha quedado la tarde como después de la lluvia.
A este paso solo me quedará tu nombre.
¿Y ahora cómo te beso con esta lentitud del cuerpo?
Yo padezco de tu deseo.
Por ti, por tu culpa de Abril.
No olvides que el amor duele.

.                                                     ****