martes, 30 de julio de 2013

En esos días hacía viento, el mar por las calles


ella prefería quedarse sola por las calles,
largos paseos, ella,
sin el ruido de los actos,
le permitía hacerse, decía,
encantadora, decía,
sabían pedir a la vida, ese favor de ser libre,
se lo concedía cada tarde, sola y calle,
no se lo debía a nadie, nada más que a sus pasos,
se acordaba de los bailes sola, patio,
caminaba, los edificios grises eran vecinos,
jugaba a dar pasos, tocaba la piedra de las paredes,
bailaba con sus dedos o marcaba algo,
cuando sonaba alguna canción se paraba bajo la ventana,
cerraba los ojos un momento, y soñaba estar en otra parte,
recuerdos contentos, ella se contaba,
volaba sobre prados, en un patio bailaba,
en esos días hacía viento, el mar por las calles

[ Sigue en el siguiente. ]

.                                                      ****