viernes, 19 de julio de 2013

Creo que voy a dormir un rato sobre tu silencio


En este cuerpo mío hay más de un futuro árbol
Vestir tu cuerpo, así como te hago; y vivir
Y de repente silencio.
Al pensar en ti, siempre lluvia.
El Paraíso se puso nervioso cuando tú saliste de él.
¿Qué pasa cuando te abrazan y no soy yo?
Ahora comprendo el silencio de tu cama.
Por el carrusel de tu pecho.
Tu pecho como una playa.
Beso dormido.
Me hago un rizo con tus labios.
De trenzas van nuestras camas.
¿Nos amamos en tu orgullo o en el mío?
Tú anulas el crepúsculo del mundo.
Solo nos hace visible la lluvia.
Creo que voy a dormir un rato sobre tu silencio.
Tú me respondes con boca de puerta.
Se quema la torre de seda.
En un lugar de tus ojos.
Y tus ojos somnolientos me tienen cogido en un sueño.
En el color de tu piel, digamos, amanece.
Te envío mi primera letra para tu boca.

.                                                      ****