martes, 30 de julio de 2013

Es como herirse con las cuchillas de cada sílaba y acabar desangrándose al final de cada palabra


Es como herirse con las cuchillas de cada sílaba
y acabar desangrándose al final de cada palabra
cada vez que me hablas de ella
No quiero; no quiero que la saques de tu boca,
no quiero que ella corra en tu caliente saliva

Súrcame nuestro recuerdo
repítelo, repíteme, súrcame en tu boca

Ya ves : cuando no estás tengo la lengua acelerada

Sigue

.                                                      ****