lunes, 29 de julio de 2013

Hoy oí una campana de vainilla


la carne fresca del aire
corre por la ciudad desnuda

hoy oí una campana de vainilla
entraba en mi boca sobre un tenedor

aire
cortejar al aire
a sus ojos ávidos de cielo

iba ella con su nombre en la boca
perfumada y yo caricia clara

.                                                     ****