martes, 30 de julio de 2013

Sus manos parecían agua


Después de varios días volvió a la calle,
sus manos parecían agua, agua que ella
llevaba de paseo y bebía en ellas,
retenía las calles por donde pasaba
para no volver en mucho tiempo,
hacía un esfuerzo por contar cuántas puertas le gustaban,
cuando estaba lejos se acordaba de alguna más segura,
como si una parte de sí misma se quedase en cada puerta,
se alejaba, y mejor mientras más tiempo pasase,
siempre iba más lejos a cada momento,
siempre lejos, como un siempre que en futuro se aleja,
¿de dónde venía aquel día? ¿por dónde pasó?
no lo sabía, borraba sus pasos para hacer más largo el viaje,
     
[ Sigue en el siguiente. ]

.                                                      ****