viernes, 19 de julio de 2013

Suelto el mundo está como los cordones de mis zapatos


me condenas a morir en tu ausencia,
amor, en tu ausencia penitente.
y yo, hablo, hablo, enamorado de tus ojos de estatua.
finura de uñas, dientes, tus palabras.
sutilidad sin artificio me embaucas.

La pregunta ¿me amas?
capricho me amas
breve
con los defectos del segundo.

brevedad del aire.
tenue silencio.
y después, después, relámpago.

suelto el mundo
está como los cordones de mis zapatos.
y haces existir a mi yo ignorante.
Y yo, suelto el mundo está
como la piel de los trenes.

Te conocí un día por error.
Hoy tengo sueño.
Por nostalgia de ti y sueño.
la forma del Tiempo
para amarte.

a trozos contables.
amor fugaz.
raíz siempre
de mi tallo de hombre.

.                                                      ****