miércoles, 31 de julio de 2013

Se fugaron los orígenes


Mi lengua de día en las ruinas
llega;

supongamos.

Las superficies, las superficies;
por eso el mar es opaco.

Se preparan los pasillos
y sucede.

Sucede el mar como una fiera.

Se fugaron los orígenes.
No se reconocen.

Empuja la tierra como una muralla defensiva.
Es un aviso.

.                                                      ****