viernes, 26 de julio de 2013

Me balanceo perdido bajo el columpio de mi boca


también,
la vida tiene represalias como robles
en el lugar de la deserción
amplia y directa como las escaleras

y así cubierto con los ramos de la noche
me abandono a la emoción que deliciosamente viola
como pequeñas metamorfosis del corazón

sospecho de mi boca a estas horas
raptada por nuevas esperanzas
poco a poco en sus locuras dispersas

igualitaria, dice; pequeño átomo!
cada mañana derretida en mosaicos

del aire participas; loca!
No muy lejos, se encuentra el absurdo imposible.

me balanceo perdido bajo el columpio de mi boca

.                                                     ****