jueves, 4 de julio de 2013

O son raíces que crecen para afuera desde la profundidad del dolor


el sufrimiento te recuerda
allende del presente que fuiste. Sí.
en mi existencia lo supe.

los libros se fueron a soñar
fueron a mirar por las esquinas.
por debajo de los puentes
a ver pasar la noche.

Algún dolor que otro
perpetuo
hizo siembra en mi cuerpo.

Bastan las huellas del dolor
con tinta como tatuaje.

Dicen que el dolor es una cascara
que viene a añadirse al cuerpo
echando raíces en el núcleo de las vísceras
y en la médula de los huesos.

O son raíces que crecen para afuera
desde la profundidad del dolor.

Tal vez sea
una piedra que
crece desde el núcleo
rompiendo todo a su paso.

.                                                     ****