lunes, 8 de julio de 2013

Caían las noches por nuestras lenguas violetas


son todos simultáneos
el amor la muerte la vida el recuerdo.
No se.
ya más.

Si estamos en el recuerdo
¿qué haremos con nuestras sombras?
las de tus mejillas no dudan.
ni tus lágrimas.
¿por qué me dejas ir creyendo que no me amas?

abatido grita.

Cada mañana, huérfano,
abatido, grita la desesperanza.

Gran invento el amor que nos mantiene cuerdos.

En su dimensión de madera.
del corazón el centro.
Caían las noches por nuestras lenguas violetas.

Si te tengo, amor, perdona.
nudo.
Llámalo nudo.
nuestro dentro pegado.

interior de piel.
A ti te leo siempre desconocida.
Seamos.

.                                                      ****