viernes, 10 de agosto de 2012

Vino, pues, con las uvas en la mano; caían, sordas, botando bajo los muebles


Tweets del 18 julio 2012


Como aceite de paja, como pan de aire
Una escalera por tu boca
De una pierna a otra ¡hace tanto universo!
Vino, pues, con las uvas en la mano; caían, sordas, botando bajo los muebles
Predispone, consiente, el placer a la licencia
Azúcar tostada a fuego; chorrea, dulce empapado
Entró con gula en la iglesia; pecador atormentado, con gotas en la frente; pecador, alterado, con miradas en las paredes
Nueces enredadas para nuestros dulces
Crema rosa de Alejandría
Me encerraré en una torre cortada de las palabras
torre de almendra
mazapán de soledad, con trocitos de silencio
Amarga fe en mí
Amargo con maña
Confúndeme hacedor de almíbar
De vecino mar de ahogo
Y un contrabandista me come el coco con sueños de mar
Abanicándome con tus besos
Aquí no hay tierra
Venenosa y violenta lejanía
La ciudad abre sus piernas sus múltiples calles sin zapatos
Lo único que me gusta es caer nublado
Esperaba encontrar, en el suelo, una fila de platos rotos bien ordenada, con olor a comida; el martillo sobre la mesa
Cara de naipe sin números, sin juegos, sin valor. Cara de naipe, por las escaleras de figuras
Entre célula y célula, un espacio destruido
Me aíslo completamente de mí mismo. En ese instante solo queda la palabra que está siendo dicha
La cara de cera de París
va puesta sobre el rostro del Sena
los artistas la imitan
sin identidad se inflan
Le acercó el cuchillo del miedo con la punta a la yugular
Muy aletazos. Sacudidas. Rascar con el pico. Patas rojas, uñas negras
Señor asesino; no sea incoherente : róbeme el alma
Proeza de juguete. Adviértase que cuesta el mismo esfuerzo que las auténticas
El cigarro le robó la boca; la hizo humo; subió hasta el techo; y desde allí, sola y plana, le habló
Descansa del termómetro, fiebre; no tiene suficiente aplomo su mercurio
No tomar demasiado en serio lo leído en voz alta privada
Se les negó el derecho a ser incrédulos a fuerza de hogueras
Te heredé, cicatriz
El Azar tenía extremo cuidado de no chocar con el Azar por temor a perder su esencia de indeterminada
Nacemos huérfanos. Al menos eso creemos hasta que nos enseñan el verdadero significado de la palabra
Disfruta del portal de fresa, avaro
de tu rincón rosado
Una vez la metáfora resuelta me coge otra y vuelta a la frase

Yo, mi sustituto, me pongo en orden del momento, me reconozco en el otro, tomo vida ajena, siento, padezco, sufro, muero, amo

Soy de los alrededores de mí; ahí soy, ahí vivo