miércoles, 15 de agosto de 2012

Seguro como el Infinito


Tweets del 25 julio 2012


Última curva matutina
Apagados laberintos ; a oscuras y al tacto
Silencio como cuerpo extraño
Se ablanda la superficie de las cosas
Vago embotado involuntario
Lejos como lo indefinido
Natural como las tinieblas
César de lo absurdo
Supervivencia entreabierta a los pasos
Una funda como cabeza preparada para enviar a contra-reembolso
Materialmente tengo una oreja ; aunque me sirve de poco
Inaudible es el martillo del oído
Blanco como un labio
Seguro como el Infinito
Media hora de viaje de la luz
Todos los relojes tienen una casa o una tienda; y muchos, incluso tienen fábricas
Siento en mi boca tu sonrisa
me pellizca los mofletes en reprimenda
Como intentar cortar el Infinito por la mitad para hacerlo habitable

Prematura luz, sin ser aborto
te coge desprevenido
en otro mundo
te toma por los pelos
pone cosas delante de tu cara
dos patadas en el trasero
y te suelta

El té de las diez ceremonias con lamparitas de kimonos
El pasado que me viaja solo, a sus anchas, por entre los escombros
El silencio del mal está descansando imperfecto
La verdad y la mentira fueron dos gemelas amamantadas, en Roma, por una loba en cierta época del Imperio
El tren es el Caos o el tiempo relativo

Extendió la mesa de madera sobre el suelo del comedor porque teníamos comensales japoneses
Curiosamente la mesa se estiró como un mantel recién planchado
dejando un polvillo y olor de y a madera
Nos hizo estornudar chorros de palo, algunas ramas, y un tronco que se había ocultado en la mesa
Ya teníamos leña para el invierno posiblemente si tuviéramos chimenea
Eso debió pensar al que menos le picaba la nariz
Pero el sake nos hizo olvidar tanta fantasía de resina