miércoles, 22 de agosto de 2012

Susurrar precipitaciones


Tweets del 4 agosto 2012

Es de noche y expira
Iracundo, planta, tampoco yo vivía
Juro que bastaría la hidra de tus ojos para generar tu luz
Te amaneces, frescor
Y no tengo más suelo que tu suelo
Lamentando conmigo a mí
De amor defraudado de ti de todos
Fue ayer como un tiempo de lluvia empañado para la añoranza
Cuando se ve demandar el sacrificio, humana extravagancia
De recordar regreso
Volví a mitad : medio cuerpo, trozo mente
Vivir el pánico como una señal de tráfico aéreo
La sangre no expresa el dolor; muestra el agujero
Un intenso dolor me hizo mudo
y mundo
Se ha extendido una sequía entre nube y nube
Una buena colección de monstruos comen papel de foto
se horrorizan de su propio sabor
Palabras por pares; cada una con su vida

Un murciélago es un insomnio ciego
golpea con alas de radar el hueso del cráneo
come masa encefálica en el fresquito de la noche

La devastación como ultraje inmediato
Un lecho como alevosía vivo en ascuas
Por costumbre, supersticioso y blasfemo
Por fuente de plomo, tú
Santo, santo, santa saltas
Se me ha encogido la pierna del alma coja
Ya solo me queda bailar contigo en la distancia
A hierros da hospitalidad mi cuerpo
Y, después de después, llega un gallo bajo un horizonte liviano
Un tanto a esta hora, como en cualquier momento, se abre en gajos el tiempo
Mareas, tempestad, son como tus playas de invierno
Fulminó tiempo profano
Nada, sino un bello París tiene bajo sus piernas la torre
Me quedé en el éxtasis con los ojos flojos y la lengua mirando
Improvisa la sombra a ver que ve de espaldas
La página recobra la voz ronca de mesa de noche
Tengo los postigos abiertos con un clavo en cada ojo
En medio de la tela de araña de la luz se engancha el sol esperando su presa planeta
Un bello te recorre el cuerpo y se marea dando vueltas a tu ombligo
De la cámara salen tus ojos fascinados por la luz y por el movimiento del diafragma, compuerta de las entrañas
A veces soy tu doble para sentir el amor que te doy
Quiero que exista el Tiempo. ¿Para qué hacer existir una ficción tan mortal? Para fingir que no existe

Amarnos hasta confundirnos en la construcción de nuestro único universo;
materiales son los sueños;
y tú y yo agua, onírica

La propuesta; sobre los ángulos de nuestros ojos
de agudeza y manos

Muy quieto y oculto dentro de ti mientras duermes. Y gimen tus sueños
sin conocer la luz

La intensidad del círculo a donde me retiro casi indiferente;
premeditado, silencioso, abierto
huele a labio con fascinación de carmín

Los labios compartidos contienen sonrisas reservadas para aquel que nunca ríe por pasión
Con premeditación se me corren los labios por las esquinas de la boca como un helado para ti fresco
Entregarse libre y absoluta, como un don
Me haces de la vida, obra, arte
Me haces del amor, sublime

Miré por encima del hombro de mi habitación, con desdén, monótono, sin buscar nada de interés. Bajó su mirada de pared. Repetí el gesto por si no había quedado claro

Susurrar precipitaciones