viernes, 3 de agosto de 2012

Rodeado en tu isla de bolitas de frambuesa


Ahogado en tu isla amarilla rodeada de bolitas de frambuesa
surca tu ser infinito
perdida, insaciable
no hay ya ni mundo ni abismo
un suspiro y tus ojos me hacen