jueves, 31 de enero de 2013

Un ángel exiliado parecías entre mis manos


Tweets del 2 de enero 2013


En ti,
en tu júbilo
necesario

Lleva tu vestido
algo así
como
tu desnudez dentro

Y vino a ella
el amor
por todo su cuerpo
como un
fuego de luz deslumbrante.

Te recibía toda
en el espacio interior
de mis ojos como
místico entendimiento.
Me arrojaste
sobre tu cama para
quitarme la arrogancia.

Llaman
deleite del pecado a
tu cuerpo agitado por el deseo.

Estoy harta de las huellas de tus manos
De tu garganta sale mi agotamiento
El viento trae tu clavícula con toda la fuerza de la tierra
Cierras dulcemente tu ombligo sobre mi boca

Entre vestido y vestido, que espaciosamente te probabas, bailabas y bailabas, dando vueltas, ofreciendo tu cuerpo a la ávida mirada de tu cuarto.

Sabía ella
hablarme
en latín
en la oscuridad
de la cama
para que no la
entendiera.

Dime qué me arrojas
a los ojos, bella;
sin duda
tu pena.

La risa que sonaba como una ruleta rusa

Un ángel exiliado parecías entre mis manos