viernes, 11 de enero de 2013

De tu soledad me ocupo yo. A la poesía no la dejes sola


Tweets del 20 de diciembre 2012


Me daba hermosura como a un preso el día de antes de la tortura
No me daba cuenta que eran las lágrimas las que agrandaban sus ojos
En esta choza de mi cabeza vive la pobreza
Hoy es cuenta atrás de toda una vida
Para nada es mejor morir

Los labios rosas del verano de antes
Visible como una pupila
Siempre nos hemos citado en la línea de esa calle que separa tus labios

Te voy a mandar Flores del Pensamiento Spinoza
O prefieres Las Flores del Bien

Aquí, jugando a la ruleta rusa de las palabras
Quien se modera algo espera
No me daba cuenta de tu alegría cortada por mi certeza
Mis memorias están hechas de tormentas. (Apunto.)

A la vez corro fortuna y derrotas, roto avenir del instante, conquista del ahora, esperanza que se pierde y gana, gana la vida siempre, pues

En mis extensos viajes por esos mundos deshabitados un día cualquiera me encontré con una largísima playa de esclavos del amor
A la nave atrevida los amarré con cuidado para dar ejemplo de amor a las ciudades

¡Ah! mientras el mar se va llévale la contra, retorna, vuelve, pégale a la ola
El mar tiene insultos que tira y recoge a cada ola en la mismísima cara de la tierra.
Algo tendrán esos dos pendiente.

Iba un barco cubierto de racimos de uvas rojas. El sol brillaba antojoso contra la nave. Puso en medio una negra enfurecida tormenta. Las uvas rojas y grises botaban sobre madera y agua.

No es tan grande el festín sin orquesta
Es inoportuno tu cabello cuando voy a besarte sobre tu boca
La desarmada vino a verme con un vestidito verde casi desnuda me caigo de espalda en un duro suelo el corazón y el deseo primero
Charlas con la almohada:  "Acuéstese usted primero. Yo le sostengo la cabeza."

De tu soledad me ocupo yo
A la poesía no la dejes sola

Los silencios gimen en todas las grutas perdidas
Gástame el cielo de la boca aunque el mundo se apague