miércoles, 16 de enero de 2013

Hasta los muros tienen piedras en el vientre


Tweets del 25 de diciembre 2012


Desde la cabeza hasta los pies del silencio
Gracias a Dios vivo a miles de kilómetros de mí mismo
Tengo mi mirada colgada en tus mejillas
Me habita una torre exactamente en ese punto del cielo
Se me están hundiendo las sábanas en los ojos
Se lo comió la boa del Principito

Tiembla tu nuca cuando ve acercarse mi boca
Hoy me crecieron las manos como un milagro de la noche
Hoy es uno de agosto; por lo menos en los sueños
Pongo mi nombre bien extendido sobre la mesa. Lo desenredo y lo vuelvo a poner sobre mi frente
Fluye el paisaje bajo mi mano con lomos de oso
Fluye, fluye, fluye la hoja con aires de viento
La laca de tus uñas da luz; tus dedos
En la hierba crece el cielo
Un día de veinte minutos y otros residuos
Un tiempo niño sin memoria
Bajo el sueño siempre desnudos
Cierro mis caricias alrededor de tu cuerpo
Como una inquietud de rama nueva que crece desde el árbol
Entrar en la vida con menos profundidad de alma que un gato
En un enero en reposo se quedó congelado el tiempo
Hasta los muros tienen piedras en el vientre
Toca la tierra la flauta de la vida y todos bailamos