sábado, 12 de enero de 2013

Ella en el amor no muere


Cruzas como un silbido impenetrable
Eco estremecedor
de árbol
Te busco a ti
sobre el espejo del suelo
Yo sin pasos. Tú mirada
Tus ojos no te dejan ver mi voz
Ya sabes que no te hablo de mi cuerpo
¿Y cómo amarte sin él? piensas
¡Pues sí! amada: con mi voz te amo.
Te pregunto y me miras
Me entrego y me tomas por aire
Te doy mi alma en palabras
y no ves su carnal consistencia
Soy yo; ¿no me ves que ardo?
Soy yo; tus pasos perseguidos.
Esos ojos tuyos enceguecidos
me deslumbran dejándome sin cuerpo
¿No ves mis manos de hierba?
¿No ves mi pecho temblar sobre tu pecho?
Crees que eso te lo hace el viento topando contra tu piel
Crees que mi olor es el perfume de las ramas
Si tus labios están mojados es por mi boca
Si lloras es por mis suspiros
Si duermes es porque te velo.