viernes, 1 de febrero de 2013

Del centro de la sombra sale sangre



Con tu cuerpo flotante tendida
y tú
Con el viento medida
y yo
Del centro de la sombra sale sangre
y es ella

Ella es la que ayer nos amenazó
mientras en nuestros brazos estábamos
Y hubo llanto en tu cama
en el torso de nuestras manos

Fue ayer
y tú
La congoja
y yo
Un grito vino de la infancia
ella
un dolor

yo

¿Quién ha dicho que no se puede llorar en la distancia?
Ella
vino a reclamar nuestra pena

yo
tú antes
Frida
yo
el silencio