miércoles, 6 de febrero de 2013

Te rodeo porque eres tú quien estás dentro


Como humo dentro
voraz
en quien nadie cree
sin cuerpo

Huele a derrota o a Infierno
Con boca atrancada y loca
Con el estómago desbocado
Contigo y a solas

Tomas mi aire interior como un mar revuelto
No tengo manos
Esto(s) no son dedos
ni nunca te tocaron

No es una idea ni un sentimiento
Es oscuro
 negrura

No sé como tengo palabras para expresarte
Te rodeo porque eres tú quien estás dentro
Ni sé de donde sales o te hiciste hoguera

Ahora te reconozco
suspiraba
creía que era mi pecho
Sé ahora tu nombre
pero ya no suspiro:
quedo mudo

Tengo que partir -ya sé-
pero no es por mí
sino por ella