miércoles, 20 de febrero de 2013

Y cosa del espacio nuestro amor sin cuerpo


El miedo y mis caderas
¡Quién sabe!
Si nadie te ha visto como yo
¿Quién sabe?
De tu triunfo
De tu curva

Aquí os dejo con ella
Que os vaya bien
tan bien como a mí me ha ido
siendo tozudo como fui

Que se produzca un temblor
en mí
por dentro
Eso pido.
Y ya.

No es prisa.
No tengo ninguna
Pero, a veces,
ya saben, la impaciencia

No por nada;
simplemente impaciencia.
Ella me hace eso
Me da tranquilo arrebato

Pero aquí estoy para siempre,
dice el dicho

Saco de este mundo lo que me sirve
como un hormiguero

En tus ojos he visto la tristeza
dicen
yo la vi en tus manos

Y cosa del espacio
nuestro amor
sin cuerpo

¡Qué me importa si hace tiempo que no tengo manos!
¿O nunca las tuve?
Ni las suyas ¡oh, madre!
ni las mías.