jueves, 14 de febrero de 2013

La dirección de las ventanas nos miran cuando nunca estamos en ellas


Tweets del 15 de enero 2013


Registro como figura poética la ceguera.

Mereces mi memoria
Me basta tu pulso
Y mientras tú miras yo te hablo
Mientras buscaré un sitio donde la distancia no crece.
Mientras, ahora, y esto sigue por tu redondez
Tengo menos memoria que el deseo.
La montaña se ha desvelado como un milagro
Llueven siluetas del cielo
Existir es tan sencillo y tan oscuro
Ya verás cuando esto se acabe

La sola presencia bruta de la palabra
La materialización de la cosa dentro de cada palabra
Lo irreductible encerrado
Los triángulos colgados sobre la pared horizontal
La comprometida situación social de las palabras
Las palabras palpando el laberinto
en estado de abandono

Las preocupaciones solas, solitarias
A la naturaleza muerta no le viene bien l`art, ni la definición
Las palabras tienen un proyecto
Una letra que anuncia la obra en voz alta
Las palabras fuera del diccionario
¡fuera!
en lo periférico de la palabra.

Eh aquí al nuevo estatuto del vacío.
Cero grados bajo la escritura.
Tírame las consecuencias sobre esta puntilla.
La trilogía de las palabras.
La palabra tridimensional
de tres en tres nos cazan.

Para principios el verbo
o el sujeto supuesto
antepuesto dentro.

Una nueva atracción en la historia.
Al principio, la escuela se abre en una brecha.
Las letras y las palabras son circulares y rotas.
Estructuras primarias con sentidos mínimos.

Póngase aquí una flor o un árbol para decorar.

Del misterio perdido
paradoja de la ambigüedad
De la importancia de amar
pasión subterránea

De la industria del texto
fábrica
chimenea de humos de lo quemado

Ahora vamos a por otra flor
plantada en un parque articial de plástico.

El estatuto de anonimato: consecuencias.
En un plano formal e inmediato
Léase lo que implica.
A saber, hueso.

Lo simple máximo
desgastado
Háblame de amor que aquí no entra.

El supuesto problema del valor de las cosas.
La fuga de la estructura.
Imaginario para el pez sentido.
Hágase la voluntad de la fuga en tres palabras.

Tomemos la inercia como calle.
Lo instantáneo la tira.

Házme aquí una confidencia para que nazca el amor.

La palabra exploratoria
La imaginación sin materia
El esqueleto de la cabeza
Encontraron una palabra muerta dentro de su boca.

El plomo de los ojos
"Desliarse" de inventos
Otro objetivo del ridículo, el mío.

El secreto empírico.
El precio expresionista con copia de seguridad.
¿Por qué el olvido permanece y nunca retorna?
La dirección de las ventanas nos miran
cuando nunca estamos en ellas.