lunes, 16 de marzo de 2015

Y en ese futuro que aún no hemos encontrado, en ese nacimiento invisible


Lo maravilloso, eso eres tú. Tú, que ocupas todo el espacio. Tú, mi lugar, mi salida, mi escondite, mi fuego. Y en ese futuro que aún no hemos encontrado, en ese nacimiento invisible, en esos días engendrados, seremos de los días viento, vientre de la vida. Tomaremos los años perdidos en nuestras manos, las ganas, las horas rotas, nuestro pretérito. Y ahora frente al futuro te digo.

.                                                                      ****