lunes, 30 de marzo de 2015

Ocupas tu lugar del silencio de la cama


Vuelo en tus manos calientes como llamas, los dedos crecidos temblaban. Temblaba tu mirada y ya era madrugada. Se me caen los pies «de ti cerca». Se deshoja la noche. Huyes para esconderte de la huida de tu casa. Con los zapatos en las manos, entras. Entras y ocupas tu lugar del silencio de la cama. Se apagan los árboles de la noche. Piensas en mí agarrada a tu cuerpo. Y buscas un sueño como continuación de nuestro encuentro.

.                                                                              ****