viernes, 27 de marzo de 2015

Se hacen bocas abiertas al aire


De aquellos que nos olvidaron caen los nombres. Los reescribo con tinta de arena, con la última llegada, con todas mis faltas. ¿Y si quiero recobrarte, amor? Esperaré la llegada de todos los caminos. A través de la espera te necesito, te renombro, tantas veces como caen las gotas de las fuentes. Meto la mano en tu universo, en el mar negro de tu cuerpo, en la sal que me hace ola. Redobla la luz loca, suenan las campanas «de la mañana», «se hacen bocas» abiertas al aire.

.                                                                                ****