sábado, 12 de mayo de 2012

Vivo, te amo y me libero de mí



Ya no sé si es la sangre la que circula
o es mi cuerpo gestando un humor
que también llaman llanto o alegría
según se mire por dentro o por fuera.
Me muero de miedo ante tus ojos
Haz que el terror desaparezca
Quítame con tus labios esta angustia
y si acaso no pudieras,
impónme tus manos sobre la boca
que por el viento prometido, vivo
que te amo y me libero de mí