sábado, 26 de mayo de 2012

Cuando vuelva la lírica, que será este otoño


Tweets del 15 mayo 2012

Los cuchillos cuando caen cortan el mar sin daños de sangre
Los cuerpos lo rompen todo hasta el imposible
De la noche imperfecta en su lenguaje oscuro
Los sueños se divierten engañándonos cuando usan como si nada el absurdo
Esas son las mentiras del tiempo que abusan del olvido
Te hizo trizas como un vaso que cae harto de agua
¿Quién fue aquel que puso su oído para escuchar tus palabras?

Mariposa callada.
Te ponen en tu boca de hierro palabras como tus alas
Mariposa en aullido.
Aullido limpio del bosque.
¡Qué saben los versos de tu silencio!
Mariposa callada

Te recuerdo intacta
sin la mancha de la imagen
Te recuerdo :
no es recuerdo es presencia

Creo que no hay ni aire. No porque no respire sino porque lo tengo todo dentro

Porque estaba en contra
de su familia
de circo
charadas y cancioncillas populares
se puso a estudiar astrofísica.
Los nombres de las galaxias le parecieron familia.
Para no consentir
se hizo anti.
Anti todo.
Anti él.
Y se comió la lírica

Aplausos a tu llegada. Y unos ojillos, un movimiento de dedos y de hombro
Tiraré salvas de miradas
Le rezaré a tu boca
Préstame tu cuello para hacerme un rosario de palabras
Despertarse es un sufrimiento de cuál uno siempre se arrepiente
Es la hora de entre dos sueños. De ahí la incoherencia
Es en un tono exagerado que no siento. Pero sí siento lo exagerado

Me viene
de abrir y cerrar los ojos
como la vida viene y va indolente.
Me pasa al lado como la lentitud de un gusano

Tienen plumas en los bolsillos.
Dicen alas entre paredes.
Aman de cajas fuertes con claves de cerraduras

Que no imito lo inimitable. A los señores serios de barba y bigote
Que no sonrío. Ni de mí mismo me río. Que soy muy serio. Hasta en el estornudo
No se puede hablar mal de los hombres porque no sabemos lo que hacemos

Me viene congoja. Casi pena larga. Que no eres tú. Que soy yo la causa

Piel de cabra.
Lana de oveja blanca.
Para unos zapatitos.
Que no andes descalza
Huevo de rata
con cuatro patas.
Roe por dentro
tu cascaron de plata.
Que el dinero se oxida y
ensucia el bolsillo.
Y a cualquier golpe rompe
A ella le hice unos ojos nuevos
¿Cuántos croisanes tienes en la boca?
Túmbate en la espera.
Descansa despacio.
Cierra los ojos para no ver pasar.
Que el pasaje es largo.
Que el tiempo tiene cuerda
Le está dando una gran crisis de mar,
de mal de cabeza,
de mal de año,
de mal de estaciones revueltas.
Y eso para empezar la vida

Prométenos que vas a acabar con remate la pobreza y el exceso
Si me preparas un buen rincón en tu boca prometo sacar buen partido de tus labios

La vida sabe a boca mala

El mundo está en tu boca como un dolor de muelas

Oda breve al olor de tu cocina
Que buen provecho
tenga la cocina
en tus manos de pan,
en tus labios de prueba.
Toma la cuchara.
Dame a probar

En el mar del Toboso
va un loco
sin historia hablando
de amores imposibles,
de una bella
que no conoce,
ni justicia encuentra

Dímelo todo exáctamente
como amor milimétrico
de pesos y medidas,
de cercanías y despedidas,
a qué distancia, a qué hora, cuánto

Voy a dormir toda la noche como si la noche estuviese hecha para mi sueño
Aún así,
aún es temprano.
Espera el tiempo
de la planta
Que el agua este año no llega.
Crece a tiempo lento
Tal vez en primavera

Tengo para ti una mano invisible
Con sonido de elefante
que no se oye de cerca.
Pero tú oyes como
mi corazón gigante te llega a veinte leguas
¡Cómo quieres que te escriba sino sonríes!
Cuando vuelva la lírica,
que será este otoño,
voy a escribir
sobre tus ojos
letras blancas sobre fondo negro
Para destruir la noche