lunes, 7 de mayo de 2012

Ahora nace un sueño en el calor de la vida


Tweets del 20 abril 2012

A la insumisa al Destino rebelde de amor inconcluso
Nos pasó un repentino no poder evitarlo
En esta lluvia se cae el cielo
En tu nombre estrecho mis manos de marfil

El mercader de estatuas de sal y arena
iba
recogiendo trocitos de piedra para reparar los pies

Y veía sus respuestas con tanta pena lúcida
Ya agoté mis manos. Y ahora siento tal vacío
Se batió en retirada hasta los últimos rincones del mundo
Quedaron lanzándome pupilas a los ojos

Este bloque de sangre de pájaro herido
planea sobre la piedra
que sube al monte del sacrificio

Es tu ojo el que insiste en ver mi cuello
Imposible olvidar tus dientes mientras no los vea
Tengo un equilibrio entre el cielo y el fondo
El riesgo de un botón de tu blusa
Tiempo de capilla del monte de tu falda
Me abriré por cada una de mis cuencas. Por ejemplo, los ojos
Ahora nace un sueño en el calor de la vida