jueves, 10 de mayo de 2012

Las palabras necesitan a los locos


Tweets del 18 abril 2012


En un laberinto de sábanas se pierde hasta la pasión
Nuestras manos entrelazadas como sogas
El tumulto de los labios
La escalada del amor
Las escaleras del abrazo
Tu mirada me hace garganta
Supón
que me estiro,
me ves,
me besas,
me vuelvo del revés
como un guante
y nos reímos


El tiempo viejo no entró en la historia escrita porque no encontraron su documento de identidad
La ficción de la identidad es solo un concepto
Las palabras necesitan a los locos para salir del orden esclavista de los diccionarios
Las pruebas experimentales tienen fe ciega en la ciencia
¿Es tuyo este espacio de aire que ocupas? Pues déjamelo para poner mi cuerpo
Una cárcel espacial como remedio para escapar de la realidad y de la gravedad de las cosas
Algunos seres nacen envueltos de personalidad
Ampliamos el estado de conciencia hasta cuantas gigas quepan en el cerebro gris
No me caben más ideas descabelladas en la cabeza
Y va y nace pollito negro en una granja de albinos
Solo acepto ser tu átomo si tú eres mi espacio cuántico. Allí seremos uno, el mismo y dos
Si fuéramos átomos seríamos inmortales
En este transporte no pagamos billete ;
al menos que quieras bajarte de este y subir en la próxima estación a otro planeta
Por el instrumento perdura. Por la Eternidad se acaba
El eco de la nota ¿Se entiende?
Descubro que una palabra bien dicha puede desbloquear un relación y bloquearla
Pasa llorando y pide disculpas
Se me lían tus números en los ojos
El resplandor es contagioso
Solo estamos lúcidos en la oscuridad de la noche cuando podemos escondernos
Déjame cadáver
En la orilla me ahogo
Creemos que los demás son adivinos de nuestros sentimientos
Es duro el desprecio y tu frialdad. Lo tomaré gota a gota para que no me mate
Quien prefiere vivir de las decepciones pasadas vive en el drama
¿Para qué crees que nació tu boca? ¿Para hablar con las mentiras del pasado?
Menos mal que hablamos mientras duermo sino mis noches serían de pena
Fingen los espejos que no ven caras infelices y nos presentan buena cara