miércoles, 19 de septiembre de 2012

Saca mi cuerpo de la muerte mía


Vuelve y reclama su lugar. Caprichoso, sonriente o aburrido
Morirse en la otra orilla. O al menos dejar allí esas partes secretas
Olvidado y discreto. Encerrado como un feto
Saca mi cuerpo de la muerte mía
Hay gente despierta a la noche. Esta noche de calma.
Ni los vasos se mueven. Ni el alcohol emborracha