sábado, 1 de septiembre de 2012

Dejo mis manos sobre la mesa prendidas a tu espera


Dejo mis manos sobre la mesa
prendidas
a tu espera
Manos con boca de manos
sonríen, lloran, bostezan

Esas son mis manos
Esa la mesa
donde cruzamos miradas
y algún largo beso
sobre ese lugar de la mesa
para ti, para mí, reservado