lunes, 3 de septiembre de 2012

En esta confusión, loco, abrasado, amado y amante


Tweets del 16 agosto 2012


Tu cálido mi desvelo
Toda noche, toda atención, mi sin vivir en ti
En esta confusión, loco, abrasado, amado y amante, nos hacemos un centro de ser
Se disuelven pesar y vacío. En tus manos estoy como agua templada, mantenida
Tienes vela horizontal en tu mental orilla
En el fondo destrozado como una astilla
Ella, ella, en todas las letras de su cuerpo
Besándote, te pinto de arena
Con el fuego encendido, cautivado; loco porque aparezca sonriente
Dulce y amarga. Hasta tu cima pasión
En ti, fértil, me apoyo como alimento
Sin mis pies, sin tus pies, con las manos nos perseguimos
En tortura de amor torturados, enlazados locos, abiertos al destrozo
Mezclados hasta los huesos de pasión constante

Respirar el aire que llevas dentro perdido más allá de los pulmones
esa ambición devoradora
esa imposibilidad que sufre en mis labios

Únete a mí con tu amor helecho

Vuelvo a amarte, después de ceniza;
vuelvo a amarte, encendido, encendida

Con ese brillo de ojo del primer deseo
Con esos brazos que acaban en mi boca
Tus gritos pegados a mi boca arden, caen por mi barbilla, se relamen
Aprendí a construir secretos con tus instintos
Sobre tu cuerpo el espacio desaparece
me evaporo en sensaciones sin pensamiento
Soy tu voz en mi oído
En nuestros pedacitos secretos; ahí parados. Se funde el mundo en nuestros cuerpos
Sube el deseo como una hiedra sobre la pared de tu cuerpo; te llena la boca; te hace ojos verdes de infierno
Mi lengua ha echado raíz en tu boca
Eres dicha de paraíso
Y ahora desbórdame, agua sabia
He hecho de ti un futuro inminente
Boca delirante de deseo. Atrapados
No me caben más cenizas en el cuerpo
Emociones dispersas y concentradas van y vienen del cuerpo a la dispersión
Con tu cuerpo, con mi cuerpo, un futuro de recuerdos
Entre gritos y suspiros se nos escapaba el amor entre las sábanas
Nos tiramos desde el acantilado de tu cuerpo en un triple salto mortal de amor y deseo
Trozos de presente caen por tus brazos
Si no me vas a hacer noche apago el tiempo. ¡Y tú verás!