domingo, 2 de septiembre de 2012

No me necesitas para


No me necesitas para tu vida cotidiana
ni para el trabajo, ni para conducir
me necesitas en el cuarto de baño
para frotarte la espalda
para coger el jabón, secarte
llevarte a la cama
y arroparte
Fin