viernes, 15 de noviembre de 2013

Para quitarnos el Todo incompleto que nos separa y divide


He quitado la tinta de las palabras.
Esto es un cuerpo lleno de hambre.
Pues aquí nos tenemos ambos en nuestro amor
no como límite sino como horizonte.
Al mismo tiempo lo uno y lo otro.
Para quitarnos el Todo incompleto que nos separa y divide.
La carnalidad nos hace
Más allá del amor, más acá del cuerpo.
Arché, Ápeiron, lo indeterminado, carentes de límites nuestros cuerpos extendidos en lo indefinido del amor
nos hacen sombra aunque estallan en la luz del deseo del placer.

Cansado el Yo de nacer a la realidad externa a cada instante allí donde todo es de materia cuerpo se apaga inconstante en el permanente olvido.
Tú y yo nos construimos un solo cuerpo con la imagen de nuestros ojos.

.                                                                         ****