domingo, 10 de noviembre de 2013

El fruto del agua será la palabra


Toma el pecado de las aguas.
Vierte los pecados compartidos sobre las cabezas del desierto.
Se anuncia la muerte del padre para redimir todas las muertes.
La piel seca reverdece bajo el influjo de la palabra.
No se secarán las faltas hasta la muerte.
El fruto del agua será la palabra.
No habrá aviso hasta que se escriba sobre la piedra.
De las tumbas crecerán los textos.
Sobre ellos se inscribirá el mundo.

.                                                                         ****