miércoles, 6 de noviembre de 2013

Las piedras de la memoria


Recobraré eso que se ha ido.
Y no es mi voz; sino la tuya.

Emplearé el grano de las horas.
La impaciente página blanca.

No se van las sombras.
ni se va el nocturno mundo.

He venido a verte.
para saber lo que tengo en los pliegues de la memoria.

No tengo ya nada.
El consumo de los recuerdos.
Disueltos; sí, disueltos.

Y con ellos en común,
sí en común, porque aquí vives, sientes y piensas,
aunque ya sé que la distancia es de piedra.

.                                                                        ****