sábado, 23 de noviembre de 2013

La primera voz fue la de los pájaros y las nocturnas ranas


La primera voz fue la de los pájaros y las nocturnas ranas.
Arroyos de barro.
Un cielo fuerte de sol-silencio.

Bailan
Ellos bailan
y el instante en él baila.

una segunda vez
una primera vez
una mañana y después

A la mañana siguiente una orgía
de cuerpos cubierta
unos campos de piel.
unos cuantos sueños casi despiertos corren.
se mojan sus pies desnudos de escarcha.

Decían cantando: Viva la mañana.

.                                                                     ****