miércoles, 14 de agosto de 2013

Un corazón gigante de veinte leguas


Estoy en tu boca como un breve dolor
en tus labios a prueba
aún sin despedidas

a qué distancia? a qué hora? cuánto?
cuánto sueño? cuánta noche?

Espera el tiempo de la planta.
el tiempo del agua, el tiempo del año
que no llega.
Crece tiempo lento en primavera.

Tengo para ti una mano invisible.
que oye de cerca.
y un corazón gigante de veinte leguas.

.                                                           ****