martes, 6 de agosto de 2013

A un hombre que no sabía vacilando el mar le iba saliendo


A un hombre que no sabía
vacilando el mar le iba saliendo.

¿cómo reír?
se le ganaba la tierra
mar-saliendo.

Para relucir tu boca
con manga de palabras
necesarias.

Teniendo en cuenta el hambre
el cuerpo grita
por las calles solo:
fuera de sí, fuera de los otros.

guardado dentro el hueco
la carne tensa mala
tiene grima de aliento.

y los ojos son un buen sitio.

.                                                      ****