miércoles, 14 de agosto de 2013

Tienes de ladrillo congoja


Tienes paredes
que aman como una caja
imitan una casa
te sonríen amigables
complacientes del encierro
a sí mismo amadas
aman el calor de tu cuerpo.

Tienes de ladrillo congoja
casi larga pena
Que no eres tú.
Lana de oveja
y unos zapatos puestos junto a la pared.
que no andan.

Tienes la puerta oxidada
palabra muerta
una rata
en el bolsillo.

Y dentro, dentro,
un cascaron fino
donde el sol no llega.

.                                                           ****