martes, 27 de agosto de 2013

Los que se besan con la memoria


En el rumor de tu espalda vivo como un espejo.
Miro y lo desencadenas.
Todo mi cuerpo dentro.
Haciendo volar los órganos.

Los que se besan con la memoria.

Se consolida el aliento de la tormenta sobre nuestras cabezas.
Por los nudos nos acordamos.

¿Quién cree que ando polvo?
dice la tierra.

equivocado
el amor
el deseo
confundido
claro como nuestros cuerpos.

Tres líneas se marcaban.
Te escondes.
como un libro en la almohada.

.                                                           ****