viernes, 9 de agosto de 2013

Éramos lo que besábamos: la lluvia


Éramos lo que besábamos: la lluvia.
Siempre
profundo abismo la vida toda.
la oscuridad de la materia: agua.
la muerte del canto en una arruga.
un aire. Un hombre. De tinta un hombre.

unos dedos tontos
de pintura china
como la saliva se imponen.
un enamoro de los tejados
justo de enfrente
y una sombra
otra sombra
unas puertas hambrientas
obsesiones.

.                                                      ****